La rama de la dermatología veterinaria se encarga del diagnóstico y tratamiento de trastornos de la piel, orejas, cabello, uñas, cascos y boca de los animales.

Los animales al igual que los seres humanos, llegan a ser demasiado sensibles en los siguientes casos:

Pulgas: hay perros que son sensibles a las pulgas y pueden desarrollar alergias que generan enfermedades graves de la piel. Aquí es importante tratar las áreas donde el perro pasa la mayor parte de su tiempo.

Sarna: la sarna es una enfermedad de la piel causada por diversas especies de ácaros. Puede generar caída del cabello, manchas, calvas y llagas.

La tiña: es una infección causada por hongos, es muy contagiosa y se puede propagar a otros animales y humanos.

Alergias a los alimentos: los perros pueden volverse alérgicos a los alimentos que comen, como la carne de res, los productos lácteos, el pollo y el huevo.

Alergias ambientales: son típicamente estaciónales y ocurren en perro jóvenes menores de tres años.

Artículo creado con información de Veterinariamrcan.com.